5 Consejos para ahorrar al construir tu casa

Antes de comenzar la construcción de tu casa, es bueno prestar atención a ciertos puntos que quizás no tenías en cuenta, ya que todos los cambios que surjan sobre la marcha pueden encarecer la obra. Es por eso que te traemos estos 5 consejos.

1- Proyecto

Si ya elegiste tu arquitecto, antes de la primera reunión te aconsejamos que armes un board de inspiración con las ideas principales que quieras para el diseño de tu casa. Puedes llevar imágenes de referencia o, si te animas, arma un archivo con todo el material visual de lo que te gustaría plasmar en ese nuevo espacio que será tu hogar. Es importante que este transmita tu estilo, personalidad y lo que quieras lograr en ese espacio, lo cual ayudará al arquitecto a interpretar el universo que quieras habitar. 

Así, los planos serán un fiel reflejo de lo que imaginaste y las modificaciones en el transcurso de la obra se verán reducidas, minimizando la necesidad de sumar o restar metros cuadrados o materiales, lo cual te ayudará a mantener a raya el presupuesto que tenías en mente.

2 – Materiales

A la hora de elegir los materiales y la técnica constructiva, intentá optar por lugares que estén cercanos a tu nueva vivienda. Todo lo que implique el traslado desde zonas lejanas encarece notablemente el presupuesto.

Si tienes un espacio o galpón cerca del terreno en donde vas a construir, empieza a comprar todos los materiales. 

También asesorate con tu arquitecto acerca de materiales sustentables, que tiendan hacia la eficiencia energética, y aberturas de calidad, ya que así podrás disminuir los esfuerzos por refrigerar o calefaccionar y reducir el consumo y el monto en las facturas. Por ejemplo, la construcción a través de Steel Frame es una opción a tener en cuenta ya que, por tratarse de construcción en seco, permite reducir tiempos y montos en mano de obra, además de ser eficiente y ecofriendly.

3 – Clima

Proyectá el comienzo de la obra en temporadas en donde las lluvias no estorben el trabajo. Cuanto más tiempo se extiendan, el costo de mantener todas las áreas y del personal que lleva a cabo la construcción subirá ¡Ahorras tiempo y dinero!

4 – Personal

Contratá un director de obra que centralice las tareas de todas las áreas. Él coordinará que todos hagan su trabajo a tiempo y en el momento indicado.

Superponer distintos rubros en una misma zona puede generar que tengas que rehacer cosas ya hechas, por ejemplo: volver a pintar una pared porque aún no estaba terminado el trabajo del plomero.

5 – Trabajar por etapas

Encarar una obra de construcción exige el desembolso permanente de dinero y para este tipo de trabajos, los honorarios de los obreros suelen pagarse semanalmente. Por eso es conveniente organizar la obra por etapas, de tal manera que si a mitad camino te encontrás con que tienes que suspenderla por algunas semanas por falta de dinero, ya habrás finalizado con una de ellas. 

También te puede interesar...

Artículos populares